miércoles, 5 de noviembre de 2014

Ella

Ella.
Ella era la noche.
Solo la luz de la luna vestía.
Ella era el día.
No había nada más luminoso que su sonrisa.
Ella era un sueño.
Perfecto e inalcanzable.
Ella era un recuerdo.
Por siempre inmutable.
Ella era pasado.
Y en su corazón había nacido.
Ella era futuro.
Y nunca llegaría.
Él era su amante.
Desde lejos la anhelaba.
Él era un intruso.
Y nada le bastaba.
Él lo sabía todo.
Y creía que era suya.
Él no sabía nada.
Y así la perdería.
Ellos son leyenda.
Por siempre en el recuerdo.
Ellos son leyenda.
Nada es verdad y todo es cierto.

6 comentarios:

  1. Es precioso, me ha encantado *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, no suelo escribir en verso ^^

      Eliminar
  2. Es curioso que si lo lees de abajo arriba, algunos versos quedan muy bien.
    En general, me ha gustado mucho, Al. No es perfecto por unos versucos que no... No me pegaban bien, pero me ha gustado mucho.
    Felicidades por ello, Desdentá :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PERO DIME CUÁL SON, QUE QUIERO MEJORAR D:

      Eliminar
    2. A ver, vamos a concretar.
      Los atributos de los versos, parecen ir en parejas de contrarios (día/noche, pasado/futuro...). Es algo que se ve y que me gusta. Sin embargo, con el "amante/intruso", el "instruso" no me mola... Tampoco creo que haya un contrario específico para "amante", por eso es tan importante la palabra que habría que ponerse de contrario.
      En el siguiente verso (Y nada le bastaba), no me pega. ¿Por qué no le basta? ¿Por qué al intruso y no al amante que le anhelaba?
      Si te das cuenta, todo lo que me chirría viene de la palabra "intruso".

      Y el último verso no tiene sentido, al menos para mí. Ni poético ni gramatical ni de nada. "Todo es verdad y nada es cierto", hay un choque de afirmaciones que se anulan porque significan lo mismo. Podría quedar muy bien para una cabecita que no quiere analizar el sentido del poema, pero quedaría perfecto que terminara con otra frase lapidaria que no se contradiga porque le quita sentido al resto. Sí, "el resto" son contrarios, pero no creo que deba estar la contrariedad en la última frase tan evidentemente. Podrías coronar el poema con un "Nada es mentira y todo es cierto". De esa forma dices que sí a esas contrariedades de antes, que pueden pasar las dos cosas, ¿me entiendes?

      Vamos, es un análisis mío, que no tengo estudios para decirte nada, pero como me lo has pedido, pues aquí te lo he criticado y razonado el cómo pienso :)

      ¡Un abrazo!

      Eliminar

No dejéis de expresaros por miedo a lo que los demás puedan pensar. Eso sí, respetad al resto de usuarios e intentad no cometer muchas faltas de ortografía.

Todos los comentarios que contengan spam serán eliminados.