miércoles, 27 de julio de 2016

Infected Instinct - Volumen 1

Color y terror...

Título: Infected Instinct - Volumen 1
Título original: Infected Instinct - Volumen 1
Autor: Laura Kjoge

Tras una serie de desapariciones, varios cuerpos destrozados son encontrados en un pueblo apartado de Inglaterra. Adel, el forense asignado a este caso, ve su trabajo afectado al sufrir horrendas visiones que no es capaz de explicar.
Lancelot, el inspector de Policía enviado a resolver el misterio, está decidido a encontrar el patrón y Adel tendrá que esforzarse para ocultar que él ya sabe quién es el asesino.

Las primeras noticias que tuve sobre este cómic fueron por comentarios dispersos en Twitter, pero no me acabé de decidir a leerlo hasta que me enteré de que la autora iba a estar en un evento al que iba a asistir yo. Para explicarlo un poco, diré que el origen es un webcómic y que esto me daba la oportunidad de comprarlo en papel.

Nada más empezar a leer, me di cuenta de que, sin duda, me iba a encantar. Y así fue.

Por un lado, y es lo que más rápidamente se ve, está el dibujo (el diseño de Hazel es precioso *^*) y, sobre todo el color. Ambos se adaptan perfectamente al ambiente gótico y un poco tétrico de la historia, y los contrastes con colores fuertes y vibrantes no hacen sino aumentar la sensación de tensión que se transmite en todo momento.

La historia es absorbente desde el primer momento y te dirige de tal modo que te pica la curiosidad sobre el por qué pasa lo que pasa y, aún más importante, ¿qué es lo que está pasando?

Porque no, no es una historia sencilla de leer y hay que fijarse en las cosas. De hecho, hubo bastantes detalles que se me pasaron en la primera lectura (puede tener que ver también con el hecho de leerlo en el PC, que me cuesta más prestar la atención necesaria), pero que luego entendí sin problemas.

En resumen, creo que es un cómic que merece mucho la pena leer y que puede gustar mucho a cualquier amante de las historias sobrenaturales. Además, ¿qué gracia tendría la vida si nos lo diesen todo mascado?

sábado, 16 de julio de 2016

Genevieve, la vampira

Vampiros y otras bestias mucho peores...


Título: Genevieve, la vampira
Título original: The Vampire Genevieve
Autor: Jack Yeovil
Ficha en Goodreads

El mal tiene un nuevo enemigo... uno de su propia estirpe. Te presentamos a Genevieve Dieudonne. Es hermosa, fuerte, resuelta y valiente... y tiene más de cuatrocientos años. En los oscuros bosques y ciudades del mundo de Warhammer, Genevieve y sus inquietantes amigos combatirán las fuerzas del mal y la locura. Aún así, la sangre de vampiro que corre por sus venas la mantendrá en una constante lucha por resistirse al mal que late en su interior. 

Lo primero que quiero dejar claro es la estructura del tomo, un tanto especial al tratarse de una edición recopilatoria. Está compuesto por cuatro libros publicados en su día de manera independiente: Drachenfels y La bestia de Altdorf, dos novelas al uso; Genevieve no muerta, compuesto por tres novelas cortas; y Uñas de plata, que incluye cuatro relatos más o menos extensos.

Las historias son independientes entre sí, pero con elementos comunes: la mayoría transcurren en Altdorf y hay personajes que aparecen una y otra vez en diversos momentos de sus vidas, cruzándose unos con otros y entrelazando sus vidas.

Contra lo que se puede esperar por el título, no todas las historias tratan sobre Genevieve. Su importancia en las mismas varía de tal manera que pasa de ser protagonista en algunos momentos a aparecer tan solo de pasada en otros.

Uno de los aspectos más interesantes del libro son los personajes: hay una gran diversidad y no son estereotipos planos que se limitan a seguir un rol marcado. Y luego, en un nivel superior, está la dama Melissa D'Acques, que hace básicamente lo que la viene en gana y le da un contrapunto cómico a cualquier situación.

Detlef no lograba determinar si Melissa era una vieja horrorosa o una niña horrible. Era demasiado vieja o demasiado joven como para preocuparse por los sentimientos de cualquiera que no fuese ella misma.

Melissa fue convertida en vampiro a los doce años de edad y ya lleva más de once siglos por el mundo. Es una mezcla de crueldad inocente y sabiduría hastiada que es imposible pasar por alto.

La ambientación general del libro es un tanto oscura y ligeramente tétrica y tiene un componente de thriller policíaco.

Un problema que me he encontrado al leerlo es que se hacía ligeramente pesado en ocasiones y por eso he avanzado más despacio de lo normal. Aparte de esto, hay algunos errores en la traducción que indican que quizá la corrección quizá no fue todo lo exhaustiva que debería haber sido.

En resumen, tenemos nueve historias independientes en un solo tomo y eso puede hacerse un poco pesado de leer, sobre todo si se toma como un todo y no por partes, ya que satura. Por otro lado, las nueve son muy buenas y recomiendo mucho su lectura.

lunes, 11 de julio de 2016

"El principito" y otras lecturas obligatorias

Hace tiempo, cuando yo tenía diez u once años, me recomendaron leer, en un espacio de diez años, tres veces tres libros diferentes y así fijarme en cómo mi percepción de los mismos cambiaba según iba madurando.

Estos tres libros eran Momo y La historia interminable, de Michael Ende y El principito, de Antoine de Saint-Exupéry. 

Los dos primeros me encantaron y los he releído varias veces desde entonces. El principito es el único libro que he devuelto a la biblioteca sin leer.

Además de no leerlo porque no había sido capaz (no me gustaba y punto), me daba vergüenza y miedo contárselo a mi madre, porque ¿cómo iba a no gustarme ese libro? Es decir, es uno de los mejores libros infantiles de la historia, ¿no?

Y esto le pasó a una niña a quien le encantaba leer. ¿Qué hubiese pasado si no me hubiese gustado? 

La respuesta es fácil: hubiese repudiado la lectura. Y no es un caso puntual, con la excusa de querer animar a los niños y jóvenes a leer, en colegios e institutos se dan un montón de casos de lecturas obligatorias. Lecturas obligatorias que acaban leyendo quienes quieren leer; el resto tiran de resúmenes del rincón del vago.

¿Cuántos potenciales lectores se habrán perdido por el snobismo de querer que todo el mundo lea lo que nos gusta a nosotros?

Y es que cada persona es de una manera, y, por eso mismo, cada cual busca unas cosas en la lectura, y son todas igual de válidas. Incluso quienes no leen tienen sus razones y, quizá, puede ser que no hayan encontrado lo que les llene.

Pero, en cualquier caso, forzar a leer no es la solución. Escuchar, animar y recomendar, quizá sí puedan hacer que quien se niegue a abrir un libro hoy, mañana sea un ratón de biblioteca.

PD: esto puede aplicarse a casi cualquier ámbito

jueves, 7 de julio de 2016

Invictus (William Ernest Henley)

Aquí va el que actualmente es mi poema favorito (y su traducción):
Out of the night that covers me,
Black as the pit from pole to pole,
I thank whatever gods may be
For my unconquerable soul.

In the fell clutch of circumstance

I have not winced nor cried aloud.
Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed.

Beyond this place of wrath and tears

Looms but the horror of the shade,
And yet the menace of the years
Finds and shall find me unafraid.

It matters not how strait the gate,

How charged with punishments the scroll,
I am the master of my fate:
I am the captain of my soul.
Más allá de la noche que me cubre,
negra como el abismo insondable,
doy gracias a cuales dioses fuere
por mi alma inconquistable.

En la cruel garra de la circunstancia

no he gemido ni llorado.
Sometido a los golpes del azar
mi cabeza sangra, pero está erguida.

Más allá de este lugar de ira y llantos

yace sino el horror de la sombra,
Y aún la amenaza de los años
me halla y me hallará sin temor.

No importa cuán estrecha sea la puerta,

cuán cargada de castigos la sentencia,
soy el amo de mi destino,
soy el capitán de mi alma.
Invictus es un poema de 1875, escrito por William E. Henley; aunque el título no fue añadido hasta 1900 por Arthur Quiller-Couch.

CURIOSIDADES:
- Invictus es también el nombre de una película de 2009 dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman y Matt Damon; basada en el libro El factor humano de John Carlin. 
El filme trata sobre Nelson Mandela y su uso de la Copa del Mundo de Rugby de 1995 como una oportunidad para unir al país. El título viene de que Mandela tuvo el poema escrito en una hoja de papel durante su prisión, ayudándole a sobrellevar su encarcelamiento. 
En la película, Mandela le escribe el poema al capitán de la selección sudafricana, Francois Pienaar, antes del comienzo del campeonato, si bien en la realidad Mandela le dio un extracto de un discurso de Theodore Roosevelt, The Man in the Arena.
- Así mismo, Invictus es uno de los discos de la banda de metal Virgin Steele, en cuyas letras la influencia del poema está presente.
- En Kings Row, película de 1942, este poema es recitado en el clímax de la cinta.
- Timothy McVeigh, condenado a muerte por el atentado de Oklahoma, recitó el poema como sus últimas palabras.